sábado, 27 de febrero de 2010

FLECHAZO EN GANTE

Apoteósico el triunfo histórico de Juan Antonio Flecha, en la semiclásica flamenca Omloop Het Nieuwsblad. Dando muestra de ganas, fuerza y pundonor por igual. Aunque a decir verdad, quizá el hispano-argentino no fuera el más fuerte en el día de hoy, habiendo visto a un Boonen desatado, con un severo demarraje en solitario, en el angosto y tendido Taaienberg, para luego darle continuidad en el Eikenberg. Sin embargo, las aspiraciones del campeón belga, se vieron reducidas a cenizas, al sufrir la inoportuna avería mecánica de un pinchazo, que le alejaba definitivamente del triunfo. Otro de los más activos y al cual se le vio con mucha fuerza, fue al corredor de Cervélo, Heinrich Haussler, que una vez más lo intento hasta la saciedad en los distintos lances precedentes de carrera, y aún así, el teutón tuvo el arrojo suficiente para sprintar en el rectilíneo y finalizar en el 2º peldaño del honorable, por delante del norteamericano de Garmin -Transitions, Tyler Farrar.

La carrera dejó varias lecturas y una imagen, y ésta no es otra que la de Flecha soltando a ritmo, a Philippe Gilbert en el tramo adoquinado de Lange Munte, situado a menos de 20 km. a meta. Muy posiblemente el corredor valón se equivocase al saltar del quinteto que formaban él, su compañero Jurgen Roelandts, Roy Curvers (Skil - Shimano) Fréderic Guesdon (Française des Jeux) y Flecha, ya que el ganador de las ediciones de 2006 y 2008, era el más rápido de los cuatro con diferencia, además de contar con la baza de tener un coequipier en el quinteto cabecero. Es decir, jugaba con ventaja, una mala lectura de carrera y la impaciencia consabida de Gilbert por su ansia de querer ganar siempre de modo exhibicionista, han dado al traste con las opciones de este, en beneficio de Flecha, y para regocijo y disfrute de todos nosotros.

Lo de la escuadra neerlandesa de Rabobank es absolutamente de expediente X, o al menos de un Poltergeist de baratillo con tremendas consecuencias. Parece que esta vez sí, leyeron bien la carrera, volviendo a intentar el numerito del Taaienberg del pasado año, poniéndose a bloque hasta 4 corredores, a los que Boonen a buen seguro hubiera echo trizas de forma lapidaria igualmente.
No obstante en las postrimerías del temido Taaienberg, se engancha Rick Flens con su compañero Nick Nuyens, desvaratando toda opción de endurecer en el recio y duro tramo de pavé. Posteriormente con el pelotón reagrupado, Bram Tankink se fue por delante, y cuando marchaba en solitario dió con sus huesos en el suelo. Poco después sería Boom, el que cavalgando en solitario durante unos kilómetros, pondría en jaque al grupo con su tremendo rodar, para finalmente ser engullido por éste. Pero lo mejor estaba aún por llegar, en el movimiento decisivo de carrera, se filtraba un habilidoso Nuyens, con los igualmente hábiles Flecha y Gilbert. Cuando la carrera empieza a tomar visos de seriedad definitiva, un pinchazo del belga de Rabobank echaba por tierra todas las aspiraciones de este y todo su equipo. La misera mala suerte en una carrera, sólo es comparable a Hincapie y su anhelada Roubaix, que año sí y año también, hay algo que aleja o aparta al americano del triunfo. Sin duda esa, ha sido la tiranía hoy del espejo de Rabobank.

La carrera fue algo decepcionante, en lineas generales, digamos que menos selectiva que ediciones anteriores, a pesar de que estas pruebas nunca defraudan, y menos hoy, cuando uno de los nuestros se ha echo con la victoria. La cual merecía, tras casi siete años deborando adoquines con sabor a hiel. El corredor español , tras aguantar su ventaja de manera majistral en los últimos kilómetros, en las postrimerías de meta, hubo tiempo para el regocijo personal, manera en la que se rubrican las grandes gestas. Tras levantar su dedo índice al cielo de Gante, en recuerdo de su ex-compañero en Fassa Bortolo, Frank Vandenbroucke, continuo con su clásico gesto de arquero mayor del reino, y a pocos metros de la linea de llegada, agrandó su esponsor en señal de agradecimiento, dedicando a ambos y así mismo un Flechazo eterno, con diana en la ciudad de piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada